Casa Río

Rios Vivos

En la lengua tupí-guaraní Paraná significa, «pariente del mar», este nombre surge de observación geográfica realizada por los guaraníes al haberlo navegado en toda su extensión. Las toponimias son siempre puntos de referencia y cada palabra tiene una funcionalidad. Indican un hito. El Paraná es un conducto emisario que opera como columna vertebral del sistema. Tiene un principio y un final. Nace en los cordones serranos de Brasil y el río que lo origina se llama Paraná-îva, î es agua y es este el que le provee el agua. El Paraná termina en un recipiente grande que es el Río de la Plata. Según la forma de dónde proviene el agua cada uno va a tener una denominación, si es de vertiente, o de surgente, de aguas profundas o de laguna, o de lluvia. Todos los que llevan la letra î son los que recogen agua y “na” es unir, entonces todas las aguas que a su paso el río va recogiendo y forman su cuenca llevan esa letra, Paragua-î, Urugua-î. Por lo tanto Paraná no es un agua, sino que es un conducto que recoge las aguas y estas terminan en el estuario del Río de la Plata y finalmente en el mar. Y el Río de la Plata más allá de este nombre dado por los conquistadores tiene un nombre guaraní que es Guara-î, “gua” es un recipiente, un fondo común. Entonces el Paraná es el que recoge y trae todas las aguas y deposita en ese recipiente todas las î y el Guaraî es el recipiente donde llegan todas las aguas de la zona guaraní, para depositarse luego en el mar que es “Pará”. Paraná entonces, es el conducto que recoge y une las aguas hacia el mar.

Si te interesa conocer mas sobre la Cuenca del Plata visita: http://www.ecotopia.today/riosvivos/mapa.html

Un sitio web interactivo desarrollado por Brian Holmes y Alejandro Meitin a partir de años de trabajo de campo y la utilizacion de sistemas de informacion geográfica. El sitio está dedicado a las cuencas del Mississippi / Grandes Lagos y Del Plata y la información contenida en él continúa en elaboración. Living Rivers/Rios Vivos busca nuevos caminos para el futuro a través de la mirada de artistas, científicos, filósofos y místicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *